Sin categoría

¿Qué es el cuero curtido al vegetal?

Es un arte antiguo que transforma la piel del animal, en un producto noble, bello y eterno.

La transformación es lenta y compleja. Se realiza a través de múltiples procesos por los que se llega a texturas agradables al tacto e inmunes al paso del tiempo y el uso diario.

Es un cuero que respeta el medio ambiente, pues sus residuos no presentan toxicidad alguna para el organismo humano. Se utiliza el tanino que surge de extractos naturales presentes en los árboles de quebracho.

La producción de este cuero vacuno y de búfalo abastece a fabricantes de carteras, billeteras, valijas, mallas de reloj, agendas, monturas, zapatos, etc.

Realizamos el curtido vegetal utilizando tanino. Los cueros que resultan de este tipo de proceso se destacan por su calidad y por emplear un tratamiento menos contaminante para el medio ambiente que otros en uso.

El curtido vegetal es tan antiguo como la historia del hombre y se remonta a la prehistoria. Surgió, como tantos otros avances, por la observación práctica que puso en evidencia que, si una piel cruda entraba en contacto con la corteza, madera u hojas de ciertas plantas, se manchaba y esas partes aparentemente dañadas no sufrían putrefacción. Con el tiempo comenzó el desarrollo de la industria del cuero basada en la utilización de taninos que eran producidos por una gran variedad de especies vegetales. Este sistema de curtido vegetal fue la norma en la producción de cueros curtidos hasta que se inició la industria del curtido al cromo.

El curtido vegetal permite la conservación de la fibra del cuero y le incorpora ciertas características de morbidez al tacto y elasticidad que son consecuencia de los materiales y de los métodos de trabajo que se emplean.

Los cueros tratados mediante el curtido vegetal se destinan a la industria del calzado, talabartería, tapicería y equipajes, por las características que les confiere este tipo de procesos.

Uno de los aspectos destacados de esta iniciativa es su compromiso con la sostenibilidad.

Durante su fabricación, se utilizan materiales de alta calidad, y lo más importante, aquellos que son restantes del proceso de producción son totalmente reutilizables. Los materiales reciclados son redirigidos hacia la creación de productos de menor tamaño, como neceseres, riñoneras y billeteras. De esta manera contribuye al enfoque ecológico y responsable en toda la cadena de producción.